Encuentran el mechero que perdió Cristo en un solar de Sevilla Este

Finalmente no fue mechero, sino yesca de nudo gordo, de las que te tocaban de chico en la Fería y con la que tu madre acababa amarrando alguna puerta que se soltaba en la casa. Un operario de escavadoras ‘Martínez’, metía la pala ayer domingo, día del Señor -que es muy bueno para trabajar en negro y de remanguillé- y al vaciarla en la montonera, saltó una yesca preciosa, troquelada en oro blanco del Sinaí, con su aureola y todo, y que flotaba como un arcángel hinchable.

MCD, el profesional de la construcción que encontró la santa reliquia, adivinaba en el mismo instante que su hallazgo no podía ser otra cosa que el mechero que perdió Cristo en el recóndito paraje en que Cristo perdió el mechero. Estaba claro. La leyenda cuenta que Jesús extravió el encendedor en un sitio muy lejano, y no hay nada más lejos que Sevilla Este en todo el orbe terráqueo. Además Jesucristo era muy de andar y y andar y perderse por los desiertos más inhóspitos durante semanas. Allí se ponía a meditar y esas cosas que tanto les gustan a los dioses, se distraía con sus cosas, perdía las llaves, el mechero, y todo lo que llevaba suelto.

Al mechero o yesca en cuestión ya le han hecho la prueba del carbono 27. Los resultados han tardado un viaje pero finalmente, al comparar los restos de polen y los pelillos adheridos al artefacto milenario, con los de la Sabana Santa de Turín, se ha comprobado que se parecen a rabiar, ergo es el Mechero de Cristo, la Yesca de Dios.

En Sevilla este, como no podía ser otra forma, ya se ha proyectado construir una basílica recargable gigante, crear una hermandad de hermanos fumadores y hacer un Vía Crucis anual -que dura todo el año, vamos- de señores que se van por tabaco y nunca vuelven, porque así lo quiere dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR