España-Albania: Sevilla se llena de banderas nacionales en apoyo a su selección

La bandera rojigualda se extiende por las fachadas hispalenses cual enredadera de hispanidad y amor a una selección de fútbol  que han preñado de alegrías cada rincón de las apasionantes vidas del sevillano medio, del simpático andaluz, del español bizarro, del catalán multiusos, del ceutí colonial… Porque mañana a nuestra selección de fútbol le aguarda un choque decisivo con los polacos, digo… albaneses en Alicante, cuna del turrón blando.

Jamás fuimos testigos desde Sevilla Today de tal manifestación de sentimiento patrio en nuestra Muy Noble, Muy Leal, Muy Heróica, Invicta y Mariana ciudad. Sin duda, la motivación adicional que supone la pérfida identidad del rival, tan raro, con ese idioma tan raro y esa bandera tan fea, provoca una furibunda exaltación de nuestras virtudes, resumidas en el rojo, e gualda y el escudo borbónico de nuestra longeva bandera.

Un mosaico sinigual cubre terrazas  y azoteas de barrios tradicionalmente obreros como Nervión, Los Remedios, El Porvenir o el mismo Casco Antiguo sevillano. Una visión cuanto menos terrorífica, siniestra para un rival que reza en estos momentos para que no les caiga una paliza histórica; esa tunda necesaria, ese correctivo que ciertos gallitos polacos, digo… albaneses necesitan de vez en cuando para entender quiénes son los verdaderos amos del balompié.

El “Soy español, ¿a qué quieres que te gane?” resuena en oficinas, parroquias y tabernas. El “A por ellos” irrumpe en ambulatorios, boticas y barberías… El amor hacia unos colores despierta el Hernán Cortés que guarda en su interior todo español que se precie. El rey ayer en discurso oficial hacía sonar su trompetilla, Don Mariano Rajoy blandía su carraca desde el plasma y Piqué se convertía no sé qué causa nacional. Ahora más que nunca, teniendo en cuenta la fiereza del enemigo a abatir, y tal y como Federico Trillo instauró al frente de su ministerio de Defensa, es el momento de gritar todos juntos: ¡Viva Honduras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies