Sergio Ramos se va a casa de Paquirrín a pasar juntos la depresión

Tras la exhibición de “sevillismo” a disgusto mostrada anoche en el Sánchez Pizjuán, el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos ha entrado en fuerte depresión. El muchacho dijo anoche que ni cogía el AVE ni cogía el Socibús y se quedaba en su tierra, “que se sentía más acabao que Michael Landon en las 3.000”.

“¡Dejarme solo, dejarme aquí en mi tierra… que me soltéis, coño ya!” gritaba Ramos anoche a todo aquel que lo intentaba empujar al bus oficial merengue. “Yo me quedo en mi tierra con Kiko, que este sí que es un colega de verdad… mamones… Cualquiera se presenta ahora en Madrid…” Expelía el capitán madridista.

Aprovechando que el DJ ha dejado los platos por el puchero de la madre, Isabel Pantoja, aquejado también de una fuerte depresión, todo apunta a que ambos van a estar todo relajaditos en La Cantora, la casa de la madre de Paquirrín en Marbella, abonados al guiso madrero de la felicidad.

Por otra parte y tras la exhibición palanganer de Ramos anoche en el Pizjuán, confirma la posibilidad de que este vuelva al Sevilla F.C. Fallar la marca en el primer gol del Sevilla, errar un penalti, ganarse un tarjeta amarilla, marcar un gol en propia puerta… ¿qué más quiere el sevillismo para entender que Sergio es palangana hasta los braslips? La depresión anunciada por el central puede ser una simple excusa para volver a su equipo de origen. Lo único que hace falta es un cheque terapéutico…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies